Lucha contra el cambio climático y la pobreza energética

Nuestra compañera María de Laiglesia nos explica el Proyecto “Moviéndonos por el ahorro doméstico”, también conocido como “Pobreza energética”. Este tiene como finalidad aliviar la situación de personas en situación de vulnerabilidad que tienen dificultades para pagar la energía suficiente para satisfacer sus necesidades domésticas.

Forma parte del “Llamamiento contra el cambio climático y la pobreza energética” que desde nuestra organización se lanzó a la población en general. Es un proyecto enmarcado en el área de Medio Ambiente y que persigue diferentes objetivos: ser conscientes de las emisiones que realizamos en nuestras infraestructuras y vehículos, para reducirlas de manera responsable, y compensar las emisiones por medio de proyectos vinculados a la pobreza energética.

¿A quién va dirigido?

Está dirigido a población en situación de vulnerabilidad energética que no puede hacer frente al pago de sus necesidades. Pero no solo eso. Este proyecto busca ir un paso más allá, ofreciendo también talleres informativos en los que se explican conceptos básicos sobre la factura y recomendaciones prácticas para mejorar su consumo, además de dar información sobre el “bono social”. En la misma línea, también se entrega un kit de eficiencia energética en el que por elementos muy sencillos y de bajo coste, se consigue mejorar el aislamiento de los hogares y con ello aumentar el confort de nuestros y nuestras participantes.

Estos elementos, pese a no costar demasiado, para las personas para las que se trabaja desde el proyecto, tienen un coste que no pueden asumir, por lo que no se benefician del ahorro que puede suponerles, por ejemplo, tener bombillas led. Cuando decimos que es un proyecto que “va más allá” es porque, además, se quiere prevenir la situación antes de que se produzca, fomentando así la autonomía de las personas participantes, dotándoles de las herramientas necesarias para lograrlo.

¿Cuáles son los objetivos y las prioridades del proyecto?

Los objetivos para el 2019 son: atender a 1040 personas desde este proyecto, realizar al menos 212 visitas domiciliarias y detectar al menos 63 familias que puedan ser beneficiadas de medidas “extra” como pequeñas reparaciones.

La prioridad es lograr que las personas que sean atendidas desde este proyecto adquieran conocimientos prácticos sobre cómo ahorrar en su factura, a la vez que se hace un consumo más responsable logrando que el impacto en el medio ambiente sea menor.

Es un proyecto que se desarrolla en todas las Asambleas Locales de la Comunidad de Madrid, y cuenta con voluntariado formado especialmente para ello. Las personas voluntarias son una parte imprescindible del mismo, puesto que son ellas quienes imparten los talleres y realizan las visitas en las que se detectan las necesidades más concretas en las que se debe actuar.

Por eso este es un proyecto en el que, de alguna manera, ‘ganan’ todas las partes implicadas:

  • Las personas que participan, que se ven beneficiadas con las recomendaciones, el kit y las posibles reformas
  • El voluntariado, puesto que les permite conocer una dimensión más del trabajo que desarrolla Cruz Roja y desarrollar una labor social y específica
  • El Medio Ambiente, ya que las emisiones se minimizan por el conocimiento adquirido en los talleres

Hazlos visibles: